Turismo en Argentina ARGENTINA TOURS, HOTEL, VIAJES Y TURISMO
Tours & Circuitos
de Argentina
Hoteles
en Argentina
Naturaleza y
Ecología
en Argentina
Deportes de
Aventura en
Argentina
Fotos y Galería
Multimedia de
Argentina
Información Útil
de Argentina
Turismo en
Argentina
Mapa del Sitio | Revista Lugares | Enjoy Argentina Testimoniales | Nuestras Ofcinas | Agencia de Viaje | Contáctenos


CIRCUITO OESTE

SAN LUIS

ARGENTINA

por
Enjoy Argentina

Enjoy Argentina Travel
Home Page

Enjoy Argentina
Página Principal

MAPA DE ARGENTINA

INTRODUCCION a ARGENTINA

Viaje y Turismo
en Argentina

BUENOS AIRES
IGUAZU
Cataratas del
Iguazú

Río Iguazú
Circuitos
Parque Nacional
Iguazú

Parque Nacional
Foz de Iguazú

CORDOBA
Camino de Los
Grandes Lagos

Camino de la
Historia

Camino de la
Punilla

Camino de Mar
Chiquita

Camino de
Traslasierra y
Altas Cumbres

MENDOZA
Zona Centro
Zona Este
Zona Sur
Circuito Alta
Montaña

Estancias
Gran Mendoza
Ruta del Vino
SALTA
Noreste
Oeste
Sureste
Valles
Estancias
SAN LUIS
Centro
Estancias
Norteste
Oeste
Norte
JUJUY
Puna
Quebrada
Valles
Yunga

PATAGONIA

BARILOCHE
Lago Perito
Moreno

Villa La Angostura
Esquel
USHUAIA
Parque Nacional
Tierra del Fuego

Canal de Beagle
PUERTO MADRYN
Rawson
Gaiman

SAN MARTIN DE LOS
ANDES y CRUCE de los
LAGOS

Junín de los Andes
Cerro Chapelco
Parque Nacional
Lanín

CALAFATE
Glaciar Perito
Moreno

El Chaltén
Parque Nacional
Los Glaciares

ESTANCIAS
PATAGONICAS

URUGUAY

LINEA GRATUITA: USA: 1-800-790-2961
Línea Local:   España - Barcelona: 0034-931846831   Reino Unido - Londres: 44-203-393-8867
ARGENTINA TRAVEL
Horario de Oficinas: Lunes a Viernes: 09:00 am - 06:00 pm.
Oficina Principal (localizada en Lima - Perú): GMT -5 horas


SAN LUIS

CIRCUITO OESTE

Con una sierra de tenaz coloración rojiza y grisácea como espectacular marco, al oeste de la Ciudad Capital se extiende una privilegiada zona turística que tiene en el Parque nacional Sierra de las Quijadas a su principal protagonista.

Se trata de un circuito breve en distancias. Son tan sólo 126 kilómetros que parten desde Ciudad de San Luis, y discurren por la Ruta Nacional N° 7 y la Ruta Provincial N°. 15. El primer villorrio es


BALDE
A 32 kilómetros al oeste de la Ciudad de San Luis, por la Ruta Nacional Nº 7, surge, discreta y amable, la villa de Balde, un poblado nacido alrededor de la estación del ferrocarril que le diera el nombre.

En sus terapéuticas aguas termales, recae su principal atracción.
VERSION EN INGLES
ARGENTINA
Introducción a San Luis
Atracciones en
San Luis
Deportes de Aventura en San Luis
Naturaleza en
San Luis
Clima en San Luis
Cómo llegar a
San Luis
Transporte en
San Luis
Restaurantes en San Luis
Información Útil de San Luis
 
La temperatura promedio de las aguas en el pozo de salida es de 43 ºC. Entre sus cualidades están las de brindar beneficios en el tratamiento del reumatismo crónico, y en el caso de obesidad, diabetes, gota, calculosis hepáticas, dermatitis, y otras enfermedades.

En conjunto, la pequeña ciudad se halla enclavada en zona llana. Desde ella, se puede divisar a lo lejos, muy al oeste, las serranías de Alto Pencoso, una región de terrenos intermedios, entre salinos y de secta, donde predomina la vegetación baja o achaparrada, como por ejemplo el caldén, el algarrobo negro, el chañar y la jarilla.

Cuenta con un hotel y una hostería y, en sus inmediaciones, se ha inaugurado recientemente el Spa "Los Tamarindos", un lugar donde el viajero puede disfrutar de un servicio de alto nivel.

Un atractivo cercano de Balde son las Salinas del Bebedero. Se llega por la Ruta Provincial N° 7, y luego, la Ruta Provincial N° 15. Son casi 19 kilómetros de recorrido para apreciar una laguna de aguas salubres que, en época de invierno, se transforma en un increíble desierto blanco.

Como dicen los habitantes de esta zona, cuando "madura la sal" decenas de obreros se disponen a realizar la blanca cosecha, entonces la planicie salina se transforma en miles de parvas a la espera de los camiones que las transportarán hasta la planta procesadora para su respectivo envase.

SAN GERONIMO
Por la Ruta Provincial Nº 3, y la Ruta Nacional Nº 147, que conducen a la Provincia de San Juan, a unos 25 kilómetros de la Ciudad de San Luis se halla la localidad de San Jerónimo que, al igual, que su antecesora Balde, es ampliamente conocida y apreciada por sus benéficas aguas termales.

Ellas emergen de un pozo a 451 metros de profundidad, con una temperatura promedio de 39º C. Son ideales para la tonicidad del cuerpo, y se emplean como vigorizantes viriles. También se utilizan para el tratamiento de afecciones reumáticas, artritis y enfermedades linfáticas.

Para el viajero, la villa cuenta con alojamiento y restaurante.

Unos 20 kilómetros más adelante, hacia la izquierda, y recostada sobre las Sierras del Gigante, se muestra el caserío de La Calera, un conglomerado urbano que nuclea a los trabajadores de la cal y el cemento, aquellos productos que sirven para la construcción de las agrandes ciudades, y que se producen gracias a las bondades de las inmensas montañas que rodean la zona.

Más al norte, se llega a Hualtarán, pequeña aldea que se ha convertido en la entrada natural a un tiempo remoto, detenido para el deleite de los sentidos, las Sierras de las Quijadas

PARQUE NACIONAL SIERRAS DE LAS QUIJADAS
Ofrece al atónito viajero un imponente paisaje de muros estratificados en diversos tonos rojizos y grisáceos, en donde es posible transitar por los perfiles, gestados en miles de años, de farallones, acantilados, cornisas y terrazas. El conjunto, ha sido denominado "Pequeño Cañón del Colorado", por su similitud con el famoso cañón norteamericano.

Declarado Parque Nacional en 1991, atesora no sólo muestras representativas de vegetación sino también testimonios del pasado a través de los restos arqueológicos de la cultura Huarpe, y valiosos yacimientos paleontológicos. Hace millones de años habitaron en esta zona los pterosaurios, y algunas especies de dinosaurios.

El origen de su nombre es confuso. Si se observa el mapa atentamente estas sierras tienen la forma de un maxilar animal. No obstante, cuando se le bautizó con este nombre, las imágenes aéreas no existían.

Por otro lado, a fines del siglo XIX las carretas que viajaban de Buenos Aires a San Juan eran asaltadas por bandidos rurales que luego de cometer sus fechorías se refugiaban en los laberintos de las sierras. El alimento principal de éstos era el ganado vacuno, y dice la leyenda que lo primero que comían era la quijada. Por ello, en los carteles que promocionaban las recompensas para su captura se les denominaba el nombre de "Gauchos de las Quijadas".

El Parque posee una extensión de 150,000 hectáreas. El Cerro Portillo, con sus 1,200 metros, es la máxima altura de la zona. En lado oeste hay espejos de agua aislados, algunos permanentes, pero la mayoría temporaria, de escasa profundidad, cuyos límites varían anualmente de acuerdo al caudal del Río Desaguadero, y que se denomina complejo de lagunas de Guanacache, en donde se arraigan cimbreantes juncales, hábitat de numerosas aves acuáticas.

Al final del recorrido, sorprende un colosal anfiteatro labrado por los siglos: el Potrero de la Aguada. Es sobre esta cuenca donde se aprecian los más inquietantes farallones, acantilados y cornisas que, a su vez, se revisten de verdes manchones de arbustos, y árboles como chañares y quebrachos.

Puede visitarse durante todo el año, aunque las temperaturas extremas del verano agregan un halo de dificultad al paseo. En estas serranías se producen escasas lluvias, aproximadamente 300 mm anuales, que caen durante la primavera y el verano, en forma torrencial.

También hay que tener en cuenta que ni en el Parque, ni en la ruta de acceso, hay servicios, y por ello es conveniente llevar provisiones y agua potable. Existe un área libre para acampar, sin costo. En este espacio hay dos letrinas y una proveeduría. Además hay asadores, mesas, y sombra de árboles nativos, con agua potable no corriente. El Parque cuenta con Guardaparques Nacionales y guías permanentes para las diversas excursiones.

Flora y fauna
El Parque muestra dos regiones ecológicas: el Chaco y el Monte, y entre ambas, existe una amplia faja de transición. Estas unidades biográficas se caracterizan por una vegetación de matorrales de retortuño, atamisque y pichana y por un bosque seco, de hojas caducas, respectivamente.

La vegetación en sí, es escasa en el Parque, y está representada por las jarillas y los zampales, y una variedad de arbustos y cactus, quebrachos blancos y otras especies.

Y aunque puede resultar increíble, crecen en este ambiente semiárido, caracterizado por temperaturas altas, algunos vegetales aislados como la verdolaga y dos especies de cactus que en muchas ocasiones exponen, gracias al efecto de la erosión, una parte de sus raíces.

El Parque, despliega, además, numerosos balcones naturales en donde se desarrolla la chica, un arbusto de madera durísima, sin hojas, y que sólo se localiza en algunas sierras cuyanas.

También, se han clasificado dos especies de plantas exclusivas de la Sierra de las Quijadas: la zampa, pequeño árbol con inflorescencias violetas, y una variedad circular de solo, de color crema.

También llama la atención la cantidad de claveles del aire que se muestran a cada paso del viajero.

Los carpinteros bataraces chicos vuelan entre los dispersos quebrachos blancos y, en las copas de los algarrobos negros, los halconcitos grises reposan antes de iniciar su jornada de cacería. Las breas, arbolitos de luminosa corteza verde, apenas suministran la sombra suficiente para que algún puma y su cría, escapen al calor del mediodía. Las lentas tortugas de tierra, mordisquean su comida preferida, el cactus. Cuando baja el sol, los zorros grises se dejan ver por breves instantes, perdiéndose de nuestra vista entre la vegetación, lo mismo que los guanacos en lo alto de las serranías.

En cuanto a la fauna que habita en el Parque existen especies en peligro de extinción como el gato moro, la tortuga terrestre, la rata vizcacha colorada, el cardenal amarillo, el águila colorada, y el picho ciego menor.

También hay animales en estado crítico de supervivencia, como el gato del pajonal, el gato montés, el puma, el zorro colorado, el zorro gris chico, el guanaco, etc.

Condor bajo protección San Luis ArgentinaEntre las aves sobresalen el halcón peregrino, el ñandú, el cóndor, el cisne cuello negro, el vencejo blanco, la monjita blanca, que siempre se lanza para atrapar los insectos que les sirven de alimento, los carpinteros bataraces, y las catitas serranas grandes, que vuelan en bandadas, alborotando el ecosistema, mientras un grupo de comesebos andinos o boquenses, se distingue por el color azulado que presenta la cabeza de los machos.

Huellas del pasado
El Parque atesora los fósiles de dos especies de un particular grupo de reptiles prehistóricos: los pterosaurios o "lagartos alados". Una de ellas muestra una singular dentadura que, al formar una suerte de canasto, le servía para retener los microorganismos de los que se alimentaba, a la vez que le permitía el escurrimiento del agua, por lo que es lógico suponer que dependía de la presencia de ésta para su supervivencia. Sin embargo, la sierra aún guarda muchos de los secretos de su pasada historia biológica, secretos que se irán develando a través de los trabajos científicos y naturalistas.

Los antiguos habitantes
Dentro del Parque existen algunos elementos que consignan la presencia de los Huarpes, antigua cultura indígena que pobló la zona. Y aunque aún se ha determinado si les pertenecieron los restos de unos "hornillos" hallados, sí se sabe que fueron de ellos algunos de los restos arqueológicos encontrados.

Circuitos
Si la intención del viajero es hacer una visita corta, basta con desviarse unos pocos kilómetros para llegar a los miradores. Un escenario rojizo de fondo, formado por acantilados y altares de diversas alturas, contienen al Potrero de la Aguada.

Sentado, sobre algunas de las rocas, o al borde de los acantilados, puede observar el paisaje durante horas. En un estado de paz, la sensación que produce es única, nuestras retinas.

En cambio, si la intención es que la jornada sea larga el viajero puede bajar al valle de la mano de un guía especializado. Es muy fácil perderse entre los laberintos naturales. Y al bajar se encontrará con el Potrero de la Aguada, y más al oeste, con el Río Desaguadero, que alimenta el complejo de lagunas de Guanacache.

Cómo llegar
El Parque Nacional Sierra de las Quijadas se encuentra en el noroeste de la Provincia de San Luis. Desde la Ciudad Capital, el acceso natural es el caserío de Hualtarán, a 120 kilómetros por la Ruta Nacional N° 147, desde donde parte a la izquierda un caminito de ripio de seis kilómetros que conduce al viajero hasta el borde mismo del Potrero de la Aguada.

Sugerencias para el viajero
  • Antes de iniciar cualquier actividad, solicite permiso de ingreso e infórmese con el Guardaparque.
  • Respete las señales y normas vigentes.
  • Toda excursión debe contar con un guía local.
  • Las motos y bicicletas sólo pueden transitar por los caminos vehiculares.
  • Acampe sólo en los lugares permitidos.
  • No lleve mascotas. Si lo hace, debe atarla.
  • No deje en el parque la basura que produce.
  • Lleve agua potable. No existe en el Parque.
  • Lleve calentador para cocinar (la leña también se protege).
  • Los espacios con sombra son escasos. Protéjase del sol.
  • No deje en casa el sombrero.
  • Lleve una pantalla solar.


 

ISO 9001 : 2000
CERTIFICACION
Asesoría de Viajes,
Gestión de Operación Turística
&
Comercialización Electrónica de Boletos Aéreos




Hoteles en
ARGENTINA
VUELOS
EN ARGENTINA
NUESTROS SITES DE
VIAJES Y TURISMO EN AMERICA LATINA
PATAGONIA
Viajes & Tours
CHILE
Viajes & Tours
PERU
Viajes & Tours
ECUADOR & GALAPAGOS
Viajes & Tours
BOLIVIA
Viajes & Tours
MEXICO
Viajes & Tours
BRASIL
Viajes & Tours
COSTA RICA
Viajes & Tours








Operado por Latin America Travel & Tours
Av. Pte. Roque Sáenz Peña 615 4º Of. 416 - Buenos Aires - Argentina

LINEA GRATUITA: USA: 1-800-790-2961  

Términos y Condiciones | Contactar Webmasters | Mapa del Sitio

Recursos
Actualización:  © ENJOY CORPORATION S.A. Derechos Reservados.